• Spanish
  • English

(+34) 685 166 130

¿”Por qué y para qué” aprender la diferencia entre por y para?

En español es importante conocer la diferencia entre preposiciones que, a primera vista, pueden significar lo mismo. Para aprender castellano en un nivel medio tienes que conocer perfectamente las diferencias entre por y para.

Y en OnSpain queremos darte algunas indicaciones para que puedas conocerlas de forma fácil y recordable.

Cómo diferenciar por de para

Ambas palabras son preposiciones, por lo que sintácticamente hablando, las encontrarás en el mismo sitio de una oración.

También, para complicar más las cosas, una frase con por puede tener sentido aunque pretendas decir algo que debería tener para. Veamos un ejemplo:

-Iré para la calle Mayor.
-Iré por la calle Mayor.

En ambos casos sería una construcción correcta. Sin embargo, al decir para se entiende que la calle Mayor es tu destino, mientras que si lo que pronuncias es por, estás indicando que atravesarás esa calle con el objetivo de ir a otro lado.

Ahora bien, ¿qué expresa cada una de esta preposición?

¿Cuando uso por?

Normalmente, y para resumir mucho, el uso de por indica el motivo o la causa de algo. Un ejemplo:

-El suelo está caliente por el sol.

La culpa de que el suelo esté caliente la tiene el calor que desprende el sol, de ahí que se use por. En este caso no habría ambigüedad, ya que para no tendría sentido en esta oración.

En este punto ya se complica la cosa. Evidentemente, por no tiene solo esa finalidad. Existe una amplia variedad de construcciones donde lo adecuado es escribir o decir por en lugar de para.

Los significados de por

Indicar un camino o ruta
“Fuimos hacia tu casa por el parque”

Hablar acerca de un precio.
“Vendí mi bicicleta por cincuenta euros”.

Si va delante de un infinitivo (por + infinitivo), indica una acción que aún no se ha realizado.
“Ellos están de vacaciones y la casa por construir”.

Para indicar un medio de comunicación.
“¡Mira! Mi primo está saliendo por la televisión”.

Con el objetivo de indicar frecuencia, velocidad o proporción.
“Voy a clases de español dos veces por semana”.
“El coche iba a 150 kilómetros por hora”.
“El precio ha subido un veinte por ciento”.

En frases pasivas, muy usadas en español.
“Una película dirigida por Quentin Tarantino”.

Si quieres expresar la duración de una acción (poco frecuente, suele usarse durante).
“Estuve esperando por (durante) dos horas”.

Existen otra infinidad de usos, pero creemos que estos son los más importantes, que usarás normalmente, y que te permitirán mejorar tu español.

¿Cuándo uso para?

Para, al contrario que por, tiene unos usos muy limitados, así que será fácil aprendérselos todos.

Esta preposición suele indicar una finalidad, como en los ejemplo de abajo:

“Compré este lápiz para dibujar retratos”
“Esa carne de pollo es para cocinarla”

Sin embargo, sus usos no se quedan ahí:

Puede expresar un período de tiempo límite:
“Quiero ese informe para el lunes”

El receptor de algo, con la construcción “para + nombre/pronombre”:
“Estas cartas son para ti”.
“El regalo amarillo es para Juan”.

Indicar un destino:
“Esa carretera va para Barcelona”.

Señalar que algo supera lo esperado. En este caso, el para puede ir al principio de la frase:
“Para ser un niño de 7 años, es muy alto”.

Diferencias entre por y para en preguntas

Es común encontrarse con las preguntas que inicien con por (¿Por qué…?) y con para (¿Para qué…?) Aunque suenen parecidas, como viene siendo habitual, tienen significados distintos.

¿Por qué…? se usa si queremos preguntar el motivo de alguna acción o situación. Dos ejemplos con su respuesta:
¿Por qué tienes dos camisetas azules?
Porque es mi color favorito.

¿Por qué tu madre se fue a vivir a Francia?
Porque era donde residía de pequeña.

¿Necesitas saber más? En nuestro artículo sobre las expresiones por qué, porque, por que y porqué [meter link] ampliamos el tema.

¿Para qué…?, en cambio, lo usaremos cuando nuestra pregunta sea sobre el propósito de algo. Por ejemplo:

¿Para qué estudias español?
Para encontrar nuevas oportunidades de trabajo.

¿Para qué te has comprado un coche?
Para volver más rápido a casa.

Hasta aquí nuestro artículo explicando las diferencias entre por y para. Esperamos que te haya servido.

¿Te ha sido útil? ¡Compártelo en tus redes sociales para que tus amigos también aprendan!