(+34) 685 166 130

¿Qué es el terral en Málaga? ¿Por qué se produce?

Si vienes a Málaga en verano, seguramente te advertirán sobre el terral: cuidado con él. No, no es una persona peligrosa sino un curioso y pegajoso fenómeno meteorológico. ¡Desearás estar en la playa cuando avisen que viene!

El terral es la llegada de viento cálido a la Costa del Sol. Normalmente, debido a esto, el terral suele coincidir con los días más calurosos del verano malagueño. ¿Pero qué implica exactamente? ¿Qué consecuencias tiene en el día a día? ¡Veámoslo!

El terral malagueño: qué es y por qué sucede

Cuando en verano notes que la camiseta se te pega al cuerpo como una segunda piel, que por la noche no descienda la temperatura o que el cabello se te vuelve indomable (si lo tienes largo), es que ha llegado el terral a Málaga.

El viento del terral es un aire cálido proveniente del norte, que incrementa su temperatura hasta que llega al mar. Al llegar a zonas de la provincia como Ronda o Antequera, las temperaturas bajan. Sin embargo, cuando tiene que atravesar las montañas hasta la Costa del Sol, aumenta la presión y se calienta.

Este fenómeno puede incluso aumentar la temperatura ¡unos 10 grados centígrados! Por no hablar de toda la humedad.

Eso sí, por suerte, este efecto provoca que el agua del mar esté más fría. ¡Perfecta para un chapuzón que alivie el calor!

¿Cuánto dura el terral? ¿Se queda todo el verano?

¡Menos mal que no! El terral, al igual que una borrasca o cualquier otro suceso climático del estilo, es muy temporal. De media, suele estar unos 2 ó 3 días, dependiendo de su magnitud. Eso sí, puede que padezcamos más de uno a lo largo del verano.

El terral y el viento del Sáhara

Málaga está solo a 160 kilómetros de África, por lo que no es desabellado pensar que el calor del verano proviene del desierto del Sáhara. ¿Es verdad eso? A medias.

Muchos malagueños creen que el terral y el viento del Sáhara es el mismo proceso. Sin embargo, es un fenómeno diferente. Ese viento del desierto proviene del sur mientras que el terral lo hace del norte. Además, el viento del Sáhara trae consigo polvo (¡arena del desierto!) que se puede condensar en las nubes y, literalmente, llueve barro. El terral, en cambio, no viene acompañado de polvo.

¿Qué puedo hacer un día de terral?

Como hemos dicho, los días de terral son muy calurosos y es un verdadero fastidio. Ni los propios malagueños se acostumbran a esas temperaturas hostiles, pero tienen alternativas para disfrutar del verano en días de terral. Y en OnSpain te contamos algunas de ellas:

  • ¡Ir a la playa! En Málaga hay muchas playas para darse un buen baño. Y más cuando sabes que en días de terral el agua está más fría. ¡No olvides la crema solar!
  • Sandía, melón… frutas veraniegas. Las frutas típicas del verano, la sandía y el melón, son idóneas para hidratarte y refrescarte, además de ser una fuente de vitaminas. ¿Las has probado en batidos, zumos o helados?
  • Ir de compras a algún centro comercial. Málaga capital tiene muchos centros comerciales en los que pasar un día de terral. Y lo mejor: ¡con aire acondicionado! Pasa un fresco día de compras y date de paso algún capricho.
  • Visita otros lugares. El terral es un fenómeno que solo ocurre en Málaga capital y otras cuantas poblaciones cercanas. En otros sitios de España, mientras tanto, no hará (tanto) calor. ¿Has visitado Granada? ¿Ronda? ¿Nerja? Es buen momento para hacer una escapada.
  • ¿Te merece la pena estar en casa? Por mucho calor que haga, tienes que disfrutar tu estancia en Málaga. En casa estarás más fresco, pero es muy aburrido. Mira algún plan chulo y únete, seguro que compensa.
  • Hagas lo que hagas, no olvides dos cosas: crema solar y agua. La primera te evitará quemaduras y la segunda te mantendrá hidratado y te refrescará.