• Español
  • Inglés

(+34) 685 166 130

Cómo es el sistema electoral en España

¡Se acercan las elecciones en España! La fiesta de la democracia 🎉. Aunque muchos las vean como algo repetitivo (hemos tenido unas cuantas estos últimos años), es necesario para garantizar los deseos de los ciudadanos.

¿Sabías que el sistema electoral en España es muy diferente al francés, al alemán o al inglés? Hoy queremos contaros cómo funciona el voto en España y qué características tiene.

Sistema electoral en España: ¿cómo es?

En España hay un régimen general para todo el Estado que se regula mediante la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) que se aprobó en 1985 pero que se modificó en el 2011.

En la actualidad, el Congreso lo forman 350 diputados que se representan a 52 circunscripciones y provincias (es decir, zonas donde se vota). Por ejemplo, Ceuta y Melilla tienen un diputado cada una, mientras que el resto tienen dos o más según el empadronamiento.

Pero, tal y como está hoy la ley electoral en España, el voto de todas las personas no vale lo mismo en todas las circunscripciones. Esto hace que el número de votos no siempre implique los mismos escaños, ya que entran en juego otros factores.

Esto de que el voto valga diferente, lo determina la Ley D’Hondt. Se trata de un sistema de cálculo que fue creado por Victor D’Hondt a finales del siglo XIX. Y que también se utiliza en otros países como Suiza, Polonia, Finlandia o Japón.

Esta Ley, se dice, beneficia a los partidos grandes y perjudica a los pequeños. Algo que causa especial controversia, porque aunque la Constitución señala “representación proporcional”, lo cierto es que no es así.

Una España con la izquierda y derecha más fragmentada que nunca

En estos momentos en España, nos encontramos con una fragmentación del voto. Cada vez vemos cómo se presentan más partidos de derechas, de izquierdas y de centro, haciendo que se dividan los votos y que por tanto, sea más complicado llegar a acuerdos.

Porque recordemos que en España se vota a las Cortes y no al presidente directamente. Es decir, cuando se vota, se vota al partido y no al principal candidato. Cuando estén conformadas las Cortes (el Congreso y el Senado), son los diputados quienes eligen al equipo de Gobierno.

Además, tampoco tenemos segunda vuelta, sino que directamente pasamos a unas segundas elecciones que directamente convoca el Rey cuando no se llegan a acuerdos.

Así es el sistema electoral en España. Un sistema electoral que muchos desean cambiar pero que otros prefieren mantener. Y es que, como te avanzamos, siempre favorece a los partidos grandes.

No obstante, parece que pronto los principales partidos llegarán a acuerdos y no tendremos que volver a las urnas hasta dentro de 4 años, al menos en las estatales.